Buenas prácticas para una campaña de e-mail marketing exitosa

Tips para una campaña de e-mail marketing exitosa.

El e-mail marketing implica una enorme oportunidad para lograr el primer contacto con tus futuros clientes. Nadie es indiferente ante esta tendencia: ¡Todos necesitan del e-mail marketing para que su negocio crezca! Pero claro, no da lo mismo a quiénes van a ir dirigidas tus campañas, tampoco el contenido y diseño de cada una de las piezas. Hay formas y formas. Acá, 4 consejos para que tus campañas de e-mail marketing concluyan en miles y miles de clientes nuevos para vos y tu negocio.

 

Construí una base sólida de “leads”

El primer paso será definir la base de usuarios a la cual va a ir destinada tu campaña, aquellos “leads” que, en un futuro no muy lejano, querrás que se conviertan en nuevos clientes ¿Qué es un “lead”? Un lead es un potencial cliente en su fase más “verde”. Por ejemplo: si fuera una fruta, esta todavía no se calló del árbol. Obvio que querrás que termine siendo un rico postre. Un lead es un simple contacto, un mail en este caso, pero que para vos será oro en bruto.

¿De qué manera podés capturar estos contactos? Existen diversas formas de conseguir leads. Una de ellas es un blog en el que postees contenido interesante para tu target, hable o no directamente de tu producto. Otra muy común es por medio de concursos o promociones. Lo importante es lograr que estas personas se suscriban (tip: que el formulario sea breve y sin demasiados ítems obligatorios). Dejá volar todo tu ingenio y… ¡Manos a la obra!

 

Contenido escueto y atrapante

Se te presenta un enorme desafío: aumentar tu número de clientes, y consegirlo con usuarios que, si bien pueden estar interesados en tu producto/servicio, no están esperando un mail de tu parte ¿Cuál es la fórmula? Enfocate en algo escueto (nadie lee grandes párrafos de texto, y muchísimo menos en un mail). El asunto del mail va a ser la gran llave para que ese usuario elija hacer click y seguir leyendo. No hay otra: ¡Usá todo tu poder de seducción para atraparlo! Siendo lo más sintético posible, hacé hincapié en todo lo bueno que tu producto tiene para ofrecerle.

Aunque algo más explayado, el contenido dentro de ese mail no será menos simple y directo. Si puede incluir imágenes, muchísimo mejor. Agunos tips a tener en cuenta:

  1. Despertar el interés del cliente con un mensaje simple, pero a la vez lleno de originalidad. Pensá en alguna frase copada para arrancar el texto.
  2. Luego, no tardes demasiado en destacar los principales beneficios de tu producto tiene para ofrecer. Si ya generaste curiosidad e interés, ahora despertarás todo el deseo de tu cliente por elegir tu servicio.
  3. Llegó la hora del llamado a la acción. Incluí un botón grande y visible que lleve al cliente a tu sitio web. Si hace click en él, ¡Felicitaciones! Seguramente estés muy cerquita de ganártelo.

 

El diseño, otro detalle más que importante

Se recomienda que sea simple, limpio y colorido, pero no existen manuales ni fórmulas mágicas… ¡El diseño tiene que hablar de vos! Con que sea sencillo y respete el branding de tu comercio, estará más que bien. Al fin y al cabo, hay tantos gustos como personas en el mundo. Por eso, al diseño lo dejamos a tu criterio.

Pero hay algo que no se negocia: es de suma importancia que el diseño de ese correo sea “responsive”, es decir, compatible con cualquier dispositivo con acceso a internet. Sería una lástima que, por no estar en una PC, algún usuario no consiga acceder a tu mail. Sin dudas que afectaría negativamente la performance de la campaña. Parece una obviedad, ¡Pero no descuides este detalle!

 

El e-mail marketing, un camino de ida…

¿Lograste captar varios usuarios nuevos? ¡Felicitaciones! Es momento de celebrar el éxito de tu campaña, pero NUNCA de dormirte en los laureles. Recién te encontrás en el inicio de este camino. Si ya tenés a esos clientes de tu lado, todas tus energías tienen que estar centradas en cuidarlos como si fueran oro. En definitiva, ¿Hay algo más preciado que ellos? Tu siguiente paso será la segmentación de estos usuarios.

Segmentar a tus usuarios de forma meticulosa te abrirá las puertas a nuevas campañas de e-mail marketing. Por ejemplo: si tenés un número considerable de usuarios que ya están registrados pero que nunca hicieron una compra, llegó la hora de realizar una campaña de “activación” para que estos clientes definitivamente empiecen a operar. Podés -y debés- hacer lo propio con fechas especiales (fechas patrias, Halloween, San Valentín, etc), promociones o sorteos que realices, nuevos lanzamientos o beneficios, Newsletters y demás.

 

En fin, el e-mail marketing es un camino de ida que parece no tener fin.

 

¿Estás listo para transitarlo?

 

Autor: Nicolas Scannone

(Twitter: @nicoscannone)

 

¿Te gustó la nota?

Seguinos en Facebook, Twitter, LinkedIn y Youtube

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.