Tips útiles para un viaje inolvidable

¡Consejos para aprovechar al máximo tu viaje!

Si la vida es una sola… ¿Por qué no invertirla viajando? Viajar es cultura, experiencia y aprendizaje. Cada viaje es único, totalmente distinto al que pasó y al que le seguirá. La pregunta a todo esto es: ¿Hay una fórmula para aprovechar al máximo tu estadía? Nos animamos a decir que NO. Hay tantas formas de viajar como viajeros en este mundo. Así y todo, marchen algunos consejitos. Seguro te van a venir muy bien…

 

Hablá con gente que ya visitó esos mismos lugares

Primer tip: ¡No seas necio! ¿Estás dispuesto a dejar todo tu orgullo de lado? Listo, ahora sí podemos seguir. Más allá de lo que puedas llegar a averiguar por tu cuenta (la app Tripadvisor te va a resultar de gran ayuda a la hora de determinar los “to do” de cada uno de tus destinos), tomate tu tiempo para hablar con amigos, familiares y/o conocidos que ya hayan visitado esos lugares que tenés en vista ¡Su feedback vale oro!

De un simple “¿Qué onda este lugar?” puede surgir un enorme abanico de cosas para hacer que no vas a encontrar ni en los mejores itinerarios de internet. Otra muy buena opción es meterte en foros o grupos de Facebook de viajeros. Preparate para enriquecerte con una ola de experiencias que, lejos de parecerse a la que vos vas a vivir, igualmente te van a servir de referencia.

 

No pierdas esa cuota de “dejarte sorprender”

¿Aprovechar tu estadía al máximo implica necesariamente tener todo 100% diagramado de antemano? La respuesta es un rotundo NO. Todo bien con ese itinerario o listado de cosas para hacer que con mucha voluntad lograste armar, pero te decimos algo: ¡No va a ser clave de tu “éxito”! Es más, si te basás 100% en eso, te vas a perder de lo más copado. Sin descuidar tu itinerario, preparate para salir del libreto

Perdete entre los edificios, ruinas, montañas o lo que fuere que ese destino tenga para ofrecerte. Si podés, reservate un día entero para simplemente salir a caminar y… ¡Dejarte soprender! Cuando te deslumbres con más de una atracción que no tenías “en el guión”, te vas a acordar de nosotros.

 

Preguntá, preguntá y nunca dejes de preguntar…

¡No dudes en hablar con los residentes! Acordate: si jugás de “visitante”, consultá con los “locales”, los únicos que conocen la ciudad como la palma de su mano. Cada persona va a ser como una especie de “enciclopedia” dispuesta a abrirte las puertas a un mundo totalmente nuevo: nuevas atracciones, restaurantes, barrios y hasta ciudades completas que no tenías en mente. Preguntando se llega a Roma, dicen…

Además, ¿Qué mejor excusa para practicar/aprender un idioma que no tenés del todo incorporado? Sin pretender que te vuelvas un experto, podés aprovechar este intercambio para ponerte a prueba ¡No tengas miedo! Quizás, en una de esas, te terminás haciendo un amigo nuevo

 

Abrí tu cabeza y… ¡Decí que sí!

Sos vos el dueño de tu propio destino y, por ende, también de tu viaje ¿Estás dispuesto a dormir poco y hacer mucho? Entonces estamos bien. Salí de tu habitación tempranito, recorré, sacá fotos, hablá con gente y, por sobre todas las cosas, no te prives de nada. Si volviste a tu habitación tarde, exhausto y con callos en los pies, ¡Felicitaciones! Se puede decir que aprovechaste tu día. Y ojo, porque la noche es larga…

Decirle que sí a cada una de las experiencias que se te cruzan por el camino -van a ser muchas, creenos- realmente va a hacer la diferencia en tu viaje. Todos sabemos que el tiempo es escaso. Nunca va a ser suficiente para conocer TODO. Está en vos hacerlo valer

 

Economizá espacio en tu valija

Parece que no, pero la valija va a ser parte de tu “calidad de vida” estando de viaje. Desde ya evitá llevar cosas innecesarias, esos “por si acaso” que, a la larga, terminan siendo un dolor de cabeza. Cuanto más liviano, más cómodo, y cuanto más cómodo, mejor la vas a pasar ¿Como economizar espacio? No hay nada del otro mundo: con saber a dónde vas y en qué época del año (hacé un breve “estudio” del clima), debería alcanzarte ¡Evitá la ropa “extra”!

Y en cuanto al dinero, la pregunta del millón: ¿Hace falta llevar TODO en efectivo? ¡Para nada! Eso sí: recargá tu cuenta PayPal con anticipación, y asegurate de que sea con el saldo suficiente, siempre teniendo en cuenta lo que tenés pensado gastar. Tu equipaje -y tu espalda- te lo van a agradecer. Ah, ¡Y no vas a necesitar tarjeta de crédito!

 

Cada viaje es único e irrepetible… ¡Está en vos hacerlo inolvidable!

 

Autor: Nicolas Scannone

(Twitter: @nicoscannone)

 

¿Te gustó la nota?

Seguinos en Facebook, Twitter, LinkedIn y Youtube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.