Growth Hacking: ¿Qué es y por qué deberías incorporarlo en tu startup?

Growth Hacking: motivos para incorporarlo en tu startup.

Aumentar tu número de clientes no es una tarea tan ardua si tenés de tu lado a una persona que se dedica pura y exclusivamente a eso… ¡Llegó la hora de darle alas a tu startup! Y como “remar contra viento y marea” se convirtió casi en un deporte para todo “startuper”, apareció esta especialidad llamada Growth Hacking.

¿Todavía no sabés de qué se trata? Desde ya te contamos que, mientras leés esta nota y comenzás a entender esta tendencia, seguramente te estás perdiendo de miles y miles de clientes que precisan un producto/servicio como el tuyo. Será cuestión de aprovechar esos recursos -escasos, pero recursos al fin- y comenzar a traerlos para tu lado

 

Un recurso, una oportunidad

¿Existe un trabajo que consista en “hacer crecer empresas”? ¡Sí señores! Y se llama Growth Hacking. El enorme desafío: lograrlo en “modo startup”, es decir, cuando los recursos aún son escasos. La primera gran clave está en entender que la escasez no implica necesariamente una limitación. Redireccionar el uso de tus recursos para facilitar procesos y maximizar el impacto de tus estrategias de Marketing: de esto trabaja un Growth Hacker.

El objetivo: lograr un aumento amplio y sostenido en tu número de clientes.

Cualidades de un growth hacker “exitoso”

No es algo que -al menos por ahora- pueda estudiarse en una universidad ¿Tiene que ver con un don innato que traemos desde la cuna? No lo sabemos a ciencia cierta. Así y todo, el Growth Hacking representa uno de los perfiles más solicitados de Silicon Valley. Lejos de tratarse de una “moda”, la tendencia parece no tener techo. Podríamos definir la actividad del growth hacker “exitoso” en las siguientes 5 cualidades

Capacidad analítica

El growth hacker analiza, y analiza muchísimo. Maneja herramientas de métricas y se apoya en ellas para monitorear los resultados de todas las actividades que la empresa lleva a cabo. Para lograrlo, su perspectiva y conocimiento son de 360° (el growth hacker es ese “comodín” que sabe “un poco de todo”). Algunas preguntas que buscará responder luego de esta meticulosa investigación:

  • ¿Cuáles de estas acciones funcionan mejor?
  • ¿Cuáles están resultando deficientes?
  • ¿Se puede redireccionar el uso de los recursos para potenciar al máximo las fortalezas e ir mejorando de a poco esos puntos más flojos?
  • ¿Qué procesos podrían realizarse más ágilmente y con un menor gasto económico/operativo?
  • ¿Cuáles son las acciones de marketing indicadas para atraer un mayor número de clientes?¿Cuáles vale la pena mantener y cuáles, en su defecto, habría que implementar/modificar?

Innovación

Antes que nada, el growth hacker cree en la innovación. “¡Wow! Realmente este producto vale la pena”. “Esto es muy útil y fácil de usar”. “¡Qué bien que me viene este producto!”. Si despertás este tipo de reacciones en tus usuarios, ¡Felicitaciones! Estás innovando. Pero la innovación no sería tal sin su gran compañero: la tecnología. El growth hacker confía en las nuevas tecnologías como medio para alcanzar el éxito.

Creatividad

Y si lo que buscamos es innovar, la clave no está en cuánto dinero estás dispuesto a gastar, sino en saber emplearlo de manera correcta. Y si te acompaña el don de la creatividad, a veces ni siquiera es cuestión de dinero. Acá es donde aparece todo el talento y la inventiva del Growth Hacker, una persona inquieta y que busca constantemente ofrecer un valor diferencial. Todas sus propuestas y acciones están marcadas por un chispazo creatividad.

Curiosidad

Una gran parte del desafío del growth hacker está en no estancarse en la monotonía. Alguna vez Einstein dijo: “Si buscás resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”. La “frescura” de innovar en cada una de las estrategias empleadas resultará esencial para que tu empresa no pierda nunca ese impulso. Al fin y al cabo, lo monótono se vuelve predecible, y lo predecible deja de ser “explosivo”

La clave para vencer a este “enemigo”: nada mejor que estudiar detenidamente los movimientos de tu rival y estar atento a las últimas tendencias del Marketing, la comunicación y la tecnología. Ser un growth hacker “infalible” implica alimentarlo día a día… ¡Nunca dejes de estudiar y capacitarte!

 

Tres estrategias típicas del Growth Hacking

Tres estrategias que nos permiten bajar todos estas palabras a los hechos…

Marketing de referidos

Si lo sabés incentivar, el boca en boca puede convertirse en un gran medio de difusión. Una muy buena forma de hacerlo es ofreciendo alguna recompensa para todos aquellos clientes que recomienden tu producto/servicio y logren nuevos usuarios. Además de fidelizar a los que ya tenés, generás una especie de “bola de nieve” en la que tu número de clientes aumenta sin gastar un solo peso adicional en Marketing.

Efecto WOW

Una de las estrategias de fidelización de clientes más empleadas de la actualidad. Vamos comprenderla poniéndonos del lado del cliente: ¿A quien no le gusta recibir un regalo sorpresa? Puede ser un descuento, un tutorial de ayuda o un simple llamado para conocer su experiencia. Este valor agregado, por más ínfimo que sea, despertará en tus clientes mucho más que un simple agradecimiento. Creenos, ¡Te volverán a elegir!

Marketing “de urgencia”

Consiste en promocionar un producto/servicio haciendo hincapié en su fecha de caducidad o en que “otros lo pueden adquirir antes que vos”. El usuario sentirá que el producto “se le escapa de las manos”, y que no habrá un momento mejor que ese para comprarlo. Convengamos que no es la opción más “lírica”, pero no vamos a dejar de reconocer su eficacia.

 

En fin, no hay nada que una cabeza creativa, curiosa y analítica no pueda resolver…

 

¡Bienvenido al mundo del Growth Hacking!

 

Autor: Nicolas Scannone

(Twitter: @nicoscannone)

 

¿Te gustó la nota?

Seguinos en Facebook, Twitter, LinkedIn y Youtube

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.