Charlas Nubi #4: ¿Cómo facturar las exportaciones en Argentina?

Pablo Argento y una rica charla sobre temas muy interesantes: facturación, exportaciones, monotributo y demás.

Aventurarse en el mundo de la primera exportación puede traerte el miedo lógico de toda etapa nueva que comienza. Te decimos algo: ¡No hay que tener miedo!, sino sentarse, informarse y aprender. Pablo Argento, contador y protagonista del cuarto episodio de #CharlasNubi, se sentó con nosotros a conversar sobre temas que interesan y mucho en la Argentina: ¿Qué es el monotributo y qué debo hacer para inscribirme como monotributista?¿Qué es una SAS y de qué manera puedo inscribir una SAS?¿Cómo debe facturar un monotributista y una SAS a la hora de exportar?

¡Reviví los mejores momentos en esta nota!

 

Si querés mirar la entrevista completa, podés hacerlo acá…

 

¿Quién es Pablo Argento?

Pablo es contador y encabeza la consultora RPA Consulting. Más que un contador, Pablo se considera un emprendedor más, y él mismo te lo cuenta: “En RPA Consulting estamos siempre ocupados en el ámbito emprendedor, en las startups. Creemos que la innovación y el emprendedurismo son una nueva forma de generación de puestos de trabajo. Le metemos mucha pasión porque también nos consideramos emprendedores. Nuestro foco es asesorar de manera integral a startups, emprendedores y PyMEs.

 

Una experiencia distinta

La charla arrancó de una manera distinta. Pablo nos contó sobre una visita muy especial, a un país muy especial. Tiene que ver con un programa que el protagonista realizó en Israel, con todo lo que eso conlleva: ¿Sabías que el ecosistema emprendedor más grande del mundo después de Silicon Valley se encuentra justamente en Israel? Tel Aviv, su capital, es la segunda ciudad del mundo con más Startups.

Hablamos de un país cuyo territorio se asemeja al de la provincia de Tucumán, pero en donde el emprendedurismo y la innovación son la principal bandera. Pablo no dudó en contarnos todo al respecto…

¿Cómo se explica este fenómeno?

Pablo asegura que en Israel “hay un círculo virtuoso en el que cada vez más emprendedores quieren sumarse”. Los principales actores que lo componen: la universidad (gran fomento por parte del ejército), la inversión (incubadoras y aceleradoras), las multinacionales (toman de referencia a la startups para ver en qué pueden innovar) y principalmente el estado. Pablo Argento no duda en afirmar: “Todo parte desde el estado”.

El emprendedor israelí

Sin olvidarnos del gran fomento del estado, nada sería posible sin ese “fuego sagrado” que surge del propio emprendedor israelí, al cual destaca, al igual que al emprendedor argentino, por su “capacidad de adaptación al cambio” ¿Cuáles son las grandes diferencias entre uno y otro? Pablo asegura: “Israel está en conflicto con todos sus países limítrofes, y la innovación viene por esto: todos sus emprendimientos están pensados en la Unión Europea y Estados Unidos”.

Destaca además que el 80% de la inversión en startups en Israel viene desde Estados Unidos, mientras que el otro 20% proviene de la Unión Europea. En Argentina, en cambio, no se piensa tan rápidamente en la escalabilidad o en romper fronteras, sino más en la expansión dentro del propio territorio. Aquí radica la principal diferencia.

 

El monotributo

La parte más instructiva de este espacio arrancó con el protagonista contándonos sobre lo que implica ser monotributista en la Argentina: sus requisitos, beneficios y buenas prácticas que deberías seguir para este “primer café con AFIP” (así lo define él mismo). Y además, ¿Cómo debe facturar un monotributista a la hora de exportar? ¡Prestá atención!

¿Qué es el monotributo?

Pablo inicia su relato haciendo una interesante distinción: ¡No es lo mismo “monotributo” que “monotributista”! Su definición de monotributo: “Es un régimen simplificado para pequeños contribuyentes. Es el régimen simplificado para estar regularizado con AFIP y regularizado con el estado impositivamente con un único tributo”.

¿Cómo me inscribo como monotributista?

Los requisitos son simples: tener CUIT, clave fiscal y facturar anualmente hasta 896 mil pesos en el caso de vender servicios o, en el caso de los bienes, 1.350.000 pesos -para redondear-. Es de suma importancia no excederse de estos límites. Caso contrario, AFIP te excluirá del monotributo y pasarás a ser Responsable Inscripto (tiene otras particularidades, como por ejemplo el hecho de pagar IVA), lo cual puede ser un problema en caso de no haberlo planificado ¡A estar muy atentos!

Obtener CUIT y clave fiscal: deberás ir a la agencia que te corresponda según tu domicilio. Llevar DNI y dos constancias de domicilio. Ya con CUIT y clave, podrás loguearte en AFIP e iniciar los trámites pertinentes para registrarte en el monotributo: indicar tus datos de facturación para ver en qué categoría te encuadrás (monto estimado a facturar, superficie afectada, etc).

Categorías

“Se determinan por el monto de facturación que vas a tener en el año, asegura Pablo Argento. IMPORTANTE: no se trata del último año calendario, sino de los últimos 12 meses de facturación. La advertencia de Pablo es clara: llevar un total control sobre estos 12 meses para no excederse de los límites.

Sobre el cambio de categoría, Pablo Argento asegura que “no es tan gravoso que excederse de los límites de monotributo totales”, lo cual implicaría el paso a Responsable Inscripto. Hay dos recategorizaciones al año: enero y julio. Revisando tus últimos 12 meses facturados, sabrás en qué categoría deberás registrarte llegada la fecha.

Exportación

Y por si te quedaba alguna duda… Sí, ¡Cualquier monotributista puede exportar! Pablo Argento lo deja muy en claro desde el inicio de este segmento. Ya podés evacuar todo tipo de miedo o inseguridad. La única particularidad: deberás hacerlo mediante otro tipo de factura. En lugar de factura C -ventas locales-, en el caso de exportación, deberás emitir factura E.

Y ojo, porque hay un mundo de diferencias entre exportar bienes y exportar servicios. La explicación de Pablo varía enormemente según cada caso. Atención a lo que se viene…

Exportar servicios: “Si ofrecés un servicio al exterior siendo monotributista, lo único que tenés que hacer es habilitarte para emitir factura E”.

Exportar bienes: “Si bien Exporta Simple viene a salvar el primer eslabón, es recomendable un asesoramiento más profundo, porque influye qué tipo de bienes se exportan y qué normativas hay que cumplir sobre esos bienes. Por eso yo recomiendo un asesoramiento con un agente de exportación”.

Al fin y al cabo, ese “primer café con AFIP” no es tan grave si estás bien asesorado.

 

SAS

La SAS (Sociedad por Acciones Simplificadas), aquel nuevo modelo societario que permite crearse una nueva sociedad en 24 horas, fue el último de los puntos a tocar en esta charla: requisitos, beneficios y particularidades de estas sociedades a la hora de exportar.

¿Qué es una SAS?

Pablo Argento nos dio su definición: “Es un nuevo formato societario que viene a meterse en el nicho del emprendedor, en el que cualquiera puede aplicar. Está pensado para que se pueda dividir el capital accionario en caso de que un startup quiera abrir su capital el día de mañana, y lo pueda hacer de manera sencilla. Escuchaste bien: ¡Cualquiera puede tener una SAS! Incluso puede ser unipersonal.

Beneficios en comparación a otros formatos societarios

  • Creación de una nueva sociedad de manera rápida y sencilla: Pablo asegura que, si bien la inscripción “no es en 24 horas”, igualmente es muy rápida. “En 4 o 5 días hábiles podés tener una SAS”, aseguró.
  • Reducción de costos: “Si te enmarcás en el estatuto modelo que hay establecido, ni siquiera necesitás un abogado.

SAS a la hora de exportar

Hay que destacar es que no hay grandes diferencias con respecto a los procedimientos debe seguir un monotributista. Con emitir factura E de exportación, cualquier SAS puede lanzarse a exportar sin ningún problema (tener en cuenta los requisitos mencionados anteriormente sobre bienes y servicios). Existe una única gran diferencia con respecto al monotributo: ¡No hay límites de montos para las SAS!

 

Le agradecemos muchísimo a Pablo por formar parte de este último episodio de #CharlasNubi ¡Aprendimos muchísimo con él!

 

Aún nos queda muchísimo por aprender, conocer e inspirarnos…

 

¡Seguinos en nuestras redes sociales y estate atento a los episodios que se vendrán!

 

Autor: Nicolas Scannone

(Twitter: @nicoscannone)

 

¿Te gustó la nota?

Seguinos en Facebook, Twitter, LinkedIn y Youtube

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.