Remarketing, ese pasito que te falta para aumentar tus ventas

Retargeting, eso que vos y tu sitio web están necesitando

¿Tenés un ecommerce y sentís que podrías vender muchísimo más?¿Registrás un alto número de usuarios que, si bien visitaron tu sitio, se alejan del mismo sin iniciar o completar una compra? El remarketing puede ser es ese pasito que vos tu negocio están precisando. Si no conocés nada sobre esta eficaz estrategia de marketing digital, también denominada retargeting, he aquí esta nota para vos.

 

¿Por qué apostar por el remarketing?

En realidad, la primera pregunta que se te vendrá será la siguiente: ¿Qué es el remarketing? Con gusto te lo contaremos. Como indica su nombre, el cual no tiene nada que esconder, el remarketing hace alusión a una segunda acción, o mejor dicho a una reacción. Podríamos definirlo como todas aquellas acciones o estrategias que tienden a captar o transformar a todos aquellos usuarios que, sin éxito, ya visitaron tu sitio web. El objetivo: ¡Que estos se conviertan en nuevos clientes! ¿Estás listo para esta aventura?

 

¡Manos a la obra!

Lejos de existir una fórmula mágica o una manera “correcta” de implementarlo, hay determinadas acciones que definitivamente no podés dejar de lado en esta tarea de convertir nuevos clientes ¿Un gran % de visitantes en tu sitio abandona el mismo sin pena ni gloria? Hay algo que podés hacer al respecto. Eso sí, requiere trabajo…

 

1. Creá listas de remarketing

El paso 1 será contar con la base de datos de todos aquellos usuarios que visitaron tu sitio sin el final esperado. La recomendación es hacer varias listas. Por ejemplo: usuarios que accedieron a tu sitio en el último mes sin siquiera iniciar el proceso de compra, usuarios que alcanzaron a ingresar algún producto en el carrito o incluso podés segmentarlos según la categoría en la cual se interesaron (por ejemplo, quienes hicieron búsquedas en la categoría “remeras”).

También podés “retargetizar” a esas personas que, si bien ya hicieron una compra, no lo hacen asiduamente o llevan un tiempo considerable sin operar ¡Todo ellos merecen tu atención!

 

2. Operativo “seducción”

¿Qué mensaje será el que “seduzca” a estos usuarios? Esa será tu gran preocupación en esta etapa. Tus listas serán las que marcarán el rumbo de tus campañas. Por ejemplo: los anuncios no serán los mismos para los usuarios que ya operaron con respecto a los que aún no lo hicieron. Tampoco para los que ya mostraron un firme interés por algún producto o categoría en particular, sea haciendo alguna búsqueda o añadiendo uno a más productos al carrito.

El remarketing te abre las puertas a que cada uno de estos usuarios, previamente segmentados, reciba el mensaje que necesita, en el momento adecuado. Cada anuncio que estas personas verá en la web estará especialmente pensado y diseñado para ellos ¿Será suficiente para que elijan tus productos?

 

3. Incluí los medios de pago adecuados

¡El medio de pago también juega su papel! Cuantas más opciones incluyas, y cuanto más visibles estas aparezcan para los usuarios dentro tu sitio, mayores posibilidades tendrás de que estos se inclinen por comprar en tu tienda online. Tené en cuenta que, incluyendo la opción de PayPal, todas aquellas personas que no cuenten con tarjeta de crédito también podrán comprar en tu tienda. Agregar su botón de pago en tu sitio es muy simple, y podés conocer el procedimiento en esta nota.

 

Tips útiles para una campaña exitosa

¿Qué hacer y qué no hacer en una campaña de remarketing? Algunas buenas prácticas que no podés pasar por alto…

Las herramientas adecuadas

Para configurar tus listas y realizar el seguimiento a los usuarios de tu interés, será necesario habilitar el código de remarketing (HTML) en Google Analytics, además de realizar las modificaciones en el código de tu sitio. A la hora de ejecutar campañas, son varias las herramientas que te van a ser útiles: Google Adwords, AdRoll y Perfect Audience.

El que mucho abarca, poco aprieta

¡Quedan prohibidos los anuncios genéricos! Cada campaña deberá estar destinada a un público concreto y segmentado. Ejemplo: ofertas o cupones de descuento en un producto en particular para los usuarios que, si bien ya mostraron algún interés en ese mismo producto, nunca llegaron a comprarlo.

Llamado a la acción

Cada uno de los anuncios deberá incluir un mensaje concreto y que resulte “seductor” para el usuario, acompañado por un call to action (llamado a la acción). Este puede ser un botón que indique “accedé a tu descuento acá” o “conocé nuestras mejores ofertas haciendo click acá”.

¿Dudas sobre el servicio?

Una gran traba para los usuarios suele ser el desconocimiento o la desconfianza en el servicio. No dejes de elaborar listas con usuarios que hicieron al menos una visita a tu FAQ (preguntas frecuentes) y facilitales el contacto con el equipo de atención al cliente. Puede ser el empujoncito que les hace falta.

Agotá todos los recursos

Ningún recurso dentro del marketing digital queda ajeno a esta tendencia. Además de los inflatables anuncios en la web y redes sociales, podés implementar campañas de remarketing en e-mail marketing, newsletters o notificaciones push.

 

Recordá… ¡Vos y tu ecommerce pueden dar muchísimo más!

 

Autor: Nicolas Scannone

(Twitter: @nicoscannone)

 

¿Te gustó la nota?

Seguinos en Facebook, Twitter, LinkedIn y Youtube

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.