Ventajas de tener un blog para potenciar tu emprendimiento

El blog, una gran oportunidad de posicionar tu marca

Posicionar tu marca de manera eficaz en el mercado resulta casi una obligación si lo que querés es pisar fuerte en tus primeros pasos con tu emprendimiento. Hay un recurso en particular que, a nuestro criterio, no podés dejar de incluir en tu estrategia de marketing: ¿Qué valor diferencial te puede proporcionar el contenido publicado en un blog? Conocé sus ventajas y las mejores prácticas para explotar al máximo este recurso.

 

Fortalecer un vínculo con el cliente

Vamos a empezar con lo más básico: ¿Qué objetivo tiene un “blog corporativo” o un “blog de marca”? Si bien lo único que vamos a querer en esta etapa es aumentar nuestro número de clientes y cerrar ventas, el principal objetivo de un blog no es precisamente “vender” (en algún punto sí, pero no directamente). Un blog te puede proporcionar un mayor posicionamiento, por medio de artículos que, si lográs que sean atractivos y novedosos, no harás más que forjar un vínculo de confianza con tus clientes.

La idea principal es regalarle algo interesante a tu cliente, hable directamente de tu producto o no (hablaremos de esto luego). Pueden ser tips útiles, novedades sobre algún tema que sea de su interés o un “llamado a la acción” para que este visite tu sitio web y se incline por tu producto. Si habláramos de una relación de afinidad, podríamos decir que un blog te permite “hacerte más amigo” de tus clientes.

 

Posicionamiento en la web

¿Alguna vez escuchaste hablar de SEO o Search Engine Optimization? Tiene que ver con posicionarse lo más arriba posible en los motores de búsqueda, y este posicionamiento está basado en palabras clave. Bueno, un blog te puede aportar muchísimo en este aspecto. La única gran clave: cada uno de tus artículos va a tener que incluir palabras clave que definan a tu marca o a tu producto.

Estas palabras clave no pueden faltar en el título de tus artículos. Algo similar sucede con la cabeza de la nota, en la que además podés incluir otras variantes de palabras clave. A mayor cantidad y variedad de palabras clave, mejor será tu posicionamiento en la web, y por ende mayores posibilidades tendrás de conseguir más lectores. Esos lectores, recordá, ¡Pueden transformarse en nuevos clientes!

 

El contenido, el rey

Alguna vez Bill Gates aseguró que “el contenido es el rey”. La calidad de tu blog estará directamente sujeta a la calidad de tu contenido. Primer tip: definí un tono comunicativo que sea acorde a tu marca y al mensaje que quieras transmitir. Este puede ser más informal y cercano como también más formal, dependiendo de la marca y del destinatario en cuestión. Por ejemplo: si gran parte de tu público objetivo son millennials, quizás lo más acertado sea utilizar un tono más coloquial que quede “copado” para ellos.

También existen tips para que tus artículos resulten más “seductores”. Dicen que el título es el 80% del artículo, el gran responsable de que el usuario elija quedarse leyendo. Considerá también que, teniendo en cuenta la dinámica de la web, nadie lee grandes “choclos” de texto en internet. El contenido multimedia será tu gran aliado para cortar con la monotonía de lo textual. Para todo el resto no existen fórmulas: ¡Dejá volar tu creatividad!

 

Llamado a la acción

Todos tus artículos hablarán de tu producto, directa o indirectamente. La idea es alternar ambos dos, generando un cierto equilibrio. Un día podés publicar un artículo sobre tendencias de mercado o alguna novedad interesante para tus clientes, y otro día podés postear alguna nota del estilo “las ventajas de comprar o vender con PayPal” o “cómo hacer una recarga con Nubi”, por citar dos ejemplos. Lo bueno es que todo es válido, y todo generará repercusiones positivas en tus usuarios.

Este segundo tipo de artículos tendrá un fin muy concreto: invitar a tus clientes a la acción, a que definitivamente conozcan tu sitio y elijan tu producto. Este fin se verá potenciado por enlaces que deriven a los clientes a tu sitio. Otro recurso muy útil es invitar a los usuarios a que se suscriban al blog dejando su mail. Ese mail será para vos muchísimo más que un simple mail: ¡Te ganaste un nuevo potencial cliente!

 

Herramientas útiles

¿Qué herramientas de blogging podés usar? WordPress es una de las más conocidas, destacada por ofrecer muy buenos diseños y por ser muy útil para SEO. Algo similar sucede con Blogger, otra muy célebre. Medium es una plataforma un tanto distinta que tomó fuerza los últimos años. Es simple, minimalista y tiene un gran componente de red social (podés seguir a otros blogs o personas y que ellos te sigan a vos también).

Lo fundamental es que investigues a fondo cada una de estas plataformas, para terminar eligiendo la que mejor se ajuste a tus gustos/intereses. Más allá de la plataforma que elijas, resulta clave que tu blog incluya un enlace visible a tu sitio, y viceversa (podés promocionar tu blog desde la misma landing de tu sitio web). Las redes sociales son otro medio que te ayudará a darle difusión a tu blog.

 

¿No conocías demasiado sobre este recurso? Es tu oportunidad para implementarlo y empezar a “romperla” con tu contenido.

 

Autor: Nicolas Scannone

(Twitter: @nicoscannone)

 

¿Te gustó la nota?

Seguinos en Facebook, Twitter, LinkedIn y Youtube

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.