Emprender con poca inversión: 4 ideas súper rentables para montar tu negocio online

Invertir poco, ganar mucho: 4 ideas de negocio rentables con poca inversión

“Invertir poco y ganar mucho” es posible, y no es solo una cuestión de destreza. También se trata de elegir el nicho o el rubro indicado para tu emprendimiento. Existe un universo capaz de abrirte muchísimas puertas, llamado internet. Te presentamos 4 ideas de negocio “online” súper rentables que, con poco y nada de inversión, ¡Podés iniciar hoy mismo!

Traductorado

Ni ayer, ni mañana: ¡El traductorado ya es LA PROFESIÓN del momento para ejercer como freelancer! Y motivos sobran: una enorme cantidad de subrubros y, producto de la creciente demanda a nivel mundial, una gran facilidad para expandirte y vender tus servicios online en todo el mundo (podés hacerlo de arranque nomás, desde el vamos). Lejos está el traductorado de ser “un negocio más”.

Todo lo referido a tecnología, principalmente sitios web o apps móviles que pretenden tener presencia en más de un país, se encontrarán en constante búsqueda de traductores. Tus conocimientos en el rubro, si además sabés moverte de manera astuta y te nutrís de un estudio de mercado acorde, te abrirán las puertas a un negocio que no conoce de fronteras.

Poco conocíamos de este rubro hasta que Juan Macarlupu, especialista en marketing y negociación para traductores, se sentó con nosotros en nuestras oficinas. Mirá nuestra última Charla Nubi y conocé cada uno de los recovecos de esta industria:


Blog

Pocos negocios se pueden iniciar de forma tan sencilla y gratuita y a su vez tienen tanto poder de adhesión. Acá no hay recetas ni fórmulas mágicas. Tu blog será tu “hoja en blanco”, tu lugar para darle alas a tu imaginación y, si este adquiere trascendencia, podrá convertirse en una gran fuente de ingresos. La piedra basal: tu creatividad y capacidad de redacción al servicio de ofrecerle un valor agregado al usuario.

Un blog “exitoso” es aquel que se las ingenia para generar buen contenido, útil y novedoso para un público específico (¿Conocés lo suficientemente bien a tu público objetivo? 🤔). Complementar el poder de la palabra con contenido multimedia y un diseño atractivo y minimalista será otro de tus grandes desafíos. Del resto se encargará el SEO (Search Engine Optimization) o, en otras palabras, tu capacidad para posicionar tu blog en la web.

No son pocas las empresas que emplean este canal para “hablarle” a su público y, mediante un call to action, transformarlos en nuevos clientes. Si no nos creés, o te interesa adquirir tips útiles para tu blog, podés leer nuestra nota.

Tienda online

Vender en línea siempre será una opción que se nos cruzará por la cabeza si de emprender se trata. El formato, sea en forma de marketplace o como una tienda propiamente dicha, puede ser el que mejor se ajuste a tus gustos/intereses. La enorme rentabilidad de este negocio está sujeta no solo a las enormes posibilidades de expandirse hacia nuevos mercados, sino también a una escasa inversión inicial.

Iniciar tu tienda a muy bajo costo y sin conocimientos previos en programación se hace posible si lo hacés con Prestashop o Tienda Nube, dos plataformas muy célebres que se encargan de democratizar el mundo del ecommerce. Otros pilares, tales como la calidad de los productos ofrecidos o los canales de envío -lo cual implica que estos productos lleguen a destino en tiempo y forma-, deberán estar aceitados.

¿Vender al exterior? Esta aventura dependerá 100% de vos, de tu estudio de mercado y de cuán bien sepas adaptar tu plataforma en términos de idioma, canales de envío y métodos de pago. EBay puede ser otro gran canal para comercializar tus productos en el exterior y cobrar vía PayPal.

Creación de contenido (de todo tipo)

Todo tipo de contenido en internet implica un mundo de oportunidades, en su mayoría a costo cero. La única materia prima necesaria: ¡Tu creatividad! Así como alguna vez leíste un blog (en este caso puntual ya dimos nuestro veredicto), algún podcast o un canal de YouTube, ¿Nunca pensaste en que podés estar “del otro lado del mostrador”?

Este contenido, el mismo que se puede generar desde las cuatro paredes de tu hogar y postear de manera gratuita, es súper “monetizable”. La predisposición debe ser esta desde el minuto cero: generar contenido para que este sea mucho más que un hobbie. Tu talento o sabiduría en algún tema puntual, si sabés contrarrestarlo con la dosis perfecta de trabajo y dedicación, podrá transformarse en una fuente inagotable de ingresos.

Sea como influencer, youtuber, instagramer, blogger o en el formato que fuere, te interesará conocer la mejores prácticas para rentabilizar ese material que con mucho talento y dedicación lográs generar. Percibir este contenido como una oportunidad de negocio es una tarea que se debe ejercitar, y tenemos una Charla Nubi para vos:


De todas formas, te contamos que la clave no está en el dinero que invertís o no invertís, tampoco en el rubro que elegís. Hay una cosa más que no deberás negociar nunca, y es lo que transforma cualquier negocio en “rentable”: ¡Ofrecé un valor agregado en todo lo que hagas! 😉

Autor: Nicolas Scannone

(Twitter: @nicoscannone)

¿Te gustó la nota?

Seguinos en Facebook, Twitter, LinkedIn y Youtube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.