¡Los valores del fútbol que no pueden faltar en tu startup!

El fútbol y la cultura startup: ¿Qué tienen en común?

Arrancó el mundial y este ya despertó en nosotros todo nuestro espíritu de nacionalismo, compañerismo, optimismo, esperanza entre otros sentimientos que seguramente estarán recorriendo tu cuerpo en este momento ¿Qué tiene que ver una selección de fútbol con un startup? ¡Muchísimo! El compañerismo y el concepto de equipo son tan solo dos de los valores que el mundial les enseña a los emprendedores. Leé, inspirate y aprendé…

 

El sacrificio no se negocia

¿O acaso pensabas que Messi, con todo el talento que lo distingue, habría sido quien es si no se hubiera quedado horas y horas practicando después de los entrenamientos?¿O que Islandia, primera nación con menos de un millón de habitantes en clasificar a un mundial, obtuvo este logro porque sí? Sea quien seas, seas la selección de fútbol de Brasil, seas Islandia o seas Messi, hay algo que no se negocia si querés ser el mejor: ¡A trabajar duro!

Dicen que el éxito se logra con “un 99% de sudor y un 1% de inspiración”. Si bien esa cuota de ingenio e innovación tampoco debe faltar, no será lo único. Dejá todo en la cancha por tu camiseta, animate a tomar grandes riesgos y mentalizate: ¡Solo con talento no alcanza! Vos y tu equipo deben estar preparados para ofrecer muchísimo más de lo que esperan de vos -como alguna vez dijo Larry Page-.

 

Armá tu propia “selección”

Elegir los jugadores indicados en los puestos correctos no es solo tarea de un DT armando su selección para un mundial, ¡También es el deber del líder de un startup! Vos también podés aprender de entrenadores como Joachim Low (campeón del mundo con Alemania) o Pep Guardiola (multicampeón con el Barcelona). Ellos, además de ser tremendos estrategas, tienen algo más que los distingue: saben elegir a los jugadores correctos, y sacar lo mejor de ellos. Sí, ¡Ellos también son líderes!

Armar la “selección” de tu startup no es una tarea sencilla. Por suerte, existen tips para que no falles a la hora de elegir a tus players. Otra de tus cualidades como líder será “entrenarlos” para que se encuentren siempre motivados y lleven puesta la camiseta de tu empresa. Si les das la voz y la confianza para que aporten sus propias ideas, obtendrás la mejor versión de tus jugadores ¡Todos son igualmente importantes en este equipo!

 

¡Construí un equipo sólido!

Ahora, ¿Un equipo es un conjunto de buenos jugadores y nada más? ¡No señor! Equipo es dejar los egos de lado y ser lo más productivo posible para el fin grupal, sea llegar a octavos de final, cuartos, semis o ser campeón -hablando en términos mundialistas-. Equipo es, además, dejar todo en la cancha por la camiseta y por tu compañero. Es apoyar y motivar a quien tenés al lado, y no dejar de hacerlo ni siquiera en los peores momentos. Así como Mascherano le dijo a Romero: “Hoy te convertís en héroe”, recordá: ¡Vos también podés ser un héroe!

De nada sirve el talento si no existe este concepto de equipo dentro de tu startup. Motivá a los tuyos para que sean los héroes del trabajo, la productividad y la innovación. Si lográs generar esta sinergia, motivada también por un clima de trabajo sano y positivo, no tengas dudas de que este equipo está para grandes cosas.

 

Sé el mejor estratega

Tener un equipo sólido y que juega bien no será garantía de nada si no conocemos lo suficientemente bien a nuestro rival. Gana el que mejor juega, es verdad, pero también quien mejor lleva a cabo su estrategia para superar a quien tiene enfrente. Es muy factible que el rival también haya construído un equipo sólido y más que respetable. Lo cierto es que el rival va a querer jugar su partido ¿Qué te hará distinto a él? Conocer sus debilidades y potenciar al máximo tus virtudes.

Todos sufrimos el famoso “machete” del arquero alemán Jens Lehmann, quien nos atajó los penales en el mundial 2006. Si no lográs ser mejor en la cancha, ganará el que mejor se adapte a los distintos cambios o circunstancias que nos presente este “juego” ¿La moraleja? Pensá siempre a largo plazo, sé estratégico en cada una de las acciones que lleves adelante y… ¡Apuntá a ser el mejor!

 

3, 2, 1 y… ¡A hacer historia!

No te achiques y… ¡Siempre pensá en grande! Como las selecciones de Islandia o de Egipto -sorpresivos clasificados a este mundial-, vos también podés lograr grandes cosas, contra todo pronóstico y por más que te veas 1000 veces al borde del abismo. Nos remontamos a otra frase de Larry Page, hecha a la medida para startups: “No hace falta una empresa de 100 personas para desarrollar tu idea” ¿Qué hace falta entonces? Sacrificio, la pizca justa de creatividad y, en términos “futboleros”, ¡Un gran equipo!

Tampoco te olvides que, si las cosas no salen, el fútbol -y el emprendedurismo- da revancha. Las derrotas no son tales si las vemos como una nueva oportunidad para seguir creciendo.

 

Vamos Argentina y… ¡Que vivan los emprendedores!

 

Autor: Nicolas Scannone

(Twitter: @nicoscannone)

 

¿Te gustó la nota?

Seguinos en Facebook, Twitter, LinkedIn y Youtube

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.